Una tarde a través de mi caleidoscopio

Todos conocemos un buen juguete, que se llama caleidoscopio. Un puñado de trocitos multicolores de vidrio se refleja en tres espejos planos, formando figuras de singular belleza, las cuales varían en cuanto el calidoscopio se hace girar lo más mínimo. Pero aunque el calidoscopio es muy conocido, son pocos los que sospechan la enorme cantidad de figuras diferentes que pueden obtenerse con este juguete.

 

Desde antes de los antiguos egipcios, se conocían los principios de la simetría de reflexión y se pulían piezas de piedra caliza para formar ángulos y observar las imágenes multiplicadas. Pero fue hasta 1816, que el inglés David Brewster desarrolló una versión contenida dentro de un tubo y la denominó caleidoscopio.

 

Desde 1801, el joven de 22 años se había dedicado intensamente al estudio de la óptica y del desarrollo de instrumentos científicos. Doce años más tarde, en 1813, publicó sus descubrimientos. Poco después, en 1816 desarrolló el primer caleidoscopio y aunque lo patentó, por errores de la época, nunca recibió remuneración, crédito de la producción masiva del aparato. Este gustó a todas las clases sociales y fue muy vendido por muchas empresas. Desde entonces, los caleidoscopios han sido usados como diversión, en el estudio de la matemática y en el arte. Hoy en día hay también versiones en la internet y software que permiten realizar estas simetrías.

 

Al cabo de un año o de año y medio penetró en Rusia, donde fue acogido con admiración. El fabulista A. Izmailov, en la revista “Blagonamerenni” (julio de 1818), escribía lo siguiente sobre el caleidoscopio:

 

“Leí un anuncio del caleidoscopio y conseguí uno de estos maravillosos aparatos:

 

Miro, y, ¿qué ven mis ojos?

En distintas figuras y estrellas,

Zafiros, rubíes, topacios.

Y esmeraldas, y diamantes,

Y amatistas, y perlas,

Y nácar, y todo, ¡de repente!

Y en cuanto la mano muevo,

Mis ojos ven algo nuevo.”

 

El caleidoscopio se restauró y perfeccionó en Inglaterra en 1936 y en el mismo año pasó a Francia. Durante mucho tiempo, el caleidoscopio no pasó de ser un interesante juguete, hasta que en nuestros días ha conseguido aplicación práctica en el diseño de dibujos. Se ha inventado un aparato que permite fotografiar las figuras que produce el caleidoscopio y, de esta forma, “idear” mecánicamente toda clase de ornamentos.

 

Todos sabemos más o menos como esta construido un caleidoscopio, un tubo, espejos y colores, estos serian los “ingredientes” básicos, pero a la hora de construirlo, son muchas más las cosas que hay que tener en cuenta para conseguir un buen caleidoscopio. Por eso es indispensable dedicarle un tiempo al estudio de los fenómenos como la reflexión y a la formación de imágenes en espejos planos acoplados.

 

Una reflexión personal

 

Comencé a construir caleidoscopios motivada por el recuerdo de mi infancia cuando mi padre me compró dos antes de la matinée y justo en el momento cuando la pantalla se ponía blanca antes de comenzar la película, yo apuntaba mi caleidoscopio hacia la luz y a través del visor podía divisar múltiples formas muy parecidas a los fractales que conocí años después en el estudio de matemáticas más complejas.

 

Es un error decir que aquellas figuras que forman los pedazos de vidrios de colores y las chaquiras transparentes sean figuras fractales también, pero se le parecen.  Las imágenes de los caleidoscopios  son mágicas y por más que lo quiera, nunca habrá dos que se le parezcan.

 

Caleidoscopio significa “Bella forma al observar” (del griego kalós bella, éidos imagen, scopéo observar).  En los que construyo, las partículas se reflejan en los espejos dispuestos en ángulos de 60º formando un prisma tetraédrico, y hacen formas hermosas, coloridas e innumerables cuando lo hago girar. A veces cuando me levanto en las mañanas escojo cualquiera de mis caleidoscopios, les doy vuelta apuntando hacia la luz que entra por la ventana y me pregunto: acaso no será la vida misma un caleidoscopio cuyas bellas experiencias se determinan según el giro que le demos?, si esas experiencias son tan bellas y nos enriquecen, entonces porqué a veces estamos tan tristes y otras veces estamos tan contentos?.

 

Entonces escojo otro de los caleidocopios, le doy giro y encuentro la respuesta… así es la vida: nuestros sentimientos, nuestros aciertos o desaciertos, nuestras alegrías, triunfos, tristezas y fracasos los determina el giro que le demos.

 

Hoy hizo un día tan bonito que me quedé un buen rato mirando nubes en el cielo de azul profundo, con caleidoscopio en mano apuntando hacia la luz y pensando que para ser feliz no necesito más que un giro en ángulo agudo hacia la felicidad.

Anuncios

11 Respuestas a “Una tarde a través de mi caleidoscopio

  1. Maravilloso símil el caleidoscopio con la vida, porque podemos darle tantas vueltas como sea necesario para encontrar algo que nos guste.
    Qué buena idea.

  2. Tu post me gusto mucho, es maravilloso.

    He tenido que pasar por tu casa, mira la nota que te deje.

    ^_^

    Un gran abrazo
    Etereal

  3. Barrenado: Por eso es que me gustan tanto los caleidoscopios.

    Etereal: Eres bienvenida a mi casa las veces que quieras. Yo también visitaré la tuya, ya lo verás.

    Gracias a ambos, un abrazo gigante que no les quepa en el corazón que bien grande lo tenemos los tres.

    MUAAAAAAAAAAAAAAKKKK!!!

  4. Saldré de aquí sabiendo algo más. Sería fabuloso, sólo dar el giro necesario para que nuestras vidas alcanzaran la armonía de una imagen del fascinante caleidoscopio. Deberían decírnoslo desde niños. Pero es una ilusión óptica. Las más de las veces, para mí, claro, “la vida es una tómbola, tom, tom, tómbola”, cuya máquina no dejará de tener sus vericuentos científicos también.
    Un saludo “simétrico”

  5. sexloveandsadness

    yo siempre kise uno de esos….pero nunca me lo compraron…me encanta q seas una romantica en tu forma de pensar…un abrazo!

  6. Estupenda y docmentada historia del caleidoscopio, enriquecida con la reflexión que haces sobre la similitud entre él y la vida. Enhorabuena por este interesante texto.

    Saludos

  7. El calidoscopio…un pedasito de cielo,que abraza el misterio de la fantasias y los sueños,ese mundo del asombro y la inosencia, que habitan en los mas pequeños.Una pequeña ventana, que invita a observar al color,entre tanto gris,ahi…en la palma de tu mano.Un mundo en si mismo, que a pesar de ser adulto, eh conservado en mi corazon,para seguir viendolo, no como solo un juguete o objeto, si no como algo especial.

  8. no se como llegue a tu blogg pero ya esta en mis favoritos…cuanta verdad!!! nunca tuve un caleidoscopio pero definitivamente tuve hermosas visiones similares…observar…observar..observar…es mas que el simple hecho de mirar…

  9. I should email you about it.

  10. Me encanto el sentido que le das al reflexionar sobre la vida .

  11. Me topé con esta reflexión y me ha sido de utilidad. Muy bien escrito, y es así. Muchas gracias. Buen aporte 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s