Los sueños, sueños son

En las noches justo antes de dormir, cuando ya deposito mi cabecita en la almohada blandita que me hizo mi madre, mi mente retorcida comienza a pensar en cualquier tema, pero a veces me enloquece cuando piensa en dos o tres a la vez. Los pensamientos no todas las veces son de situaciones que me hacen feliz, algunos me estresan cuando se trata de trabajo o estudio u otros me ponen un poco triste, aunque hasta el momento, ninguno me ha quitado el sueño.

Pero sueño, que muchas veces es lo mejor, pero no todas, sobre todo cuando sueño que soy la protagonista de una película de acción, que extrañamente no es mi género favorito, pero es un sueño tan largo y tan lleno de actividades que me siento al despertar como si hubiese ido a cine y me siento lista para escribir un guión, que se me olvida lastimosamente cuando abro el chorro del baño para ducharme y salir de casa en menos de una hora. O cuando me pasa siempre que quiero volver a nadar en piscinas olímpicas, como la que tengo en disposición ahora, cuando sueño que nado y nado sin agotarme en lugares tranquilos, limpios y transparentes.

Me he levantado asustada otras veces cuando tengo pesadillas cuando algo me atormenta, muchas veces a causa de alguna banalidad y otras con algo que quizá me ha marcado afortunadamente no por mucho tiempo. Como las semanas enteras en las que soñé en las que encontraba de mil formas el libro que perdí un día en la Universidad siendo yo muy primípara o cuando he soñado que veo a uno de mis ex vestido con un ridículo pantalón naranja y una camisa a cuadros que no combina, con 10 kilos de sobre peso y lo he lanzado, después de darle una patada en el estómago, colina abajo dando vueltas sin parar y obviamente la gordura le ayudaba a rodar. O como aquella vez en la que desperté a medio vecindario cuando me puse a gritar a todo pulmón cuando soñé de forma muy real, mientras dormía en casa de una tía, que me encontraba sola durmiendo en mi casa de dos pisos y que los ladrones saquearon todo hasta llegar a mi habitación y forcejeaban mi cerradura para entrar y robarme, aquella noche me volví a dormir con un tremendo dolor de garganta.

Y qué hay de las veces en las que me permito soñar despierta, como aquellas tardes de descanso un domingo en los que después de hacer deporte y limpiar un poco mi aposento, me permito acostarme en el piso de mi terraza a mirar el cielo mientras sueño con mi futuro o con aquel que me da unos besos muy ricos y unos abrazos confortantes y, si acaso está lloviendo, me tiendo en mi cama a contemplar la lluvia que golpea las ventanas sumergida en un mar de elucubraciones revoltosas de color azul con tonos morados y a veces rojos de pasión.

Cinco minutos de no hacer nada en la oficina dan para mucho, sobre todo, para soñar!!!

Anuncios

9 Respuestas a “Los sueños, sueños son

  1. Qué bueno que te den pausas de 5 minutos de tanto en tanto en tu oficina para que nos regales tus palabras.
    Qué bueno leerte y ojalá algún día filtrarme en un sueño ajeno como el tuyo.

  2. Rico soñar despierta o dormida, igual, a veces no noto la diferencia…
    Siempre es agradable tomarse un café contigo

  3. Últimamente duermo poco de tantos cafés que me tomo contigo, puede que sea eso lo que hace que no recuerde muchos sueños dormidos, y despierto sueño contigo.
    Un beso, no sé si rico, pero un beso.

  4. Viento de Luna

    “De sueños no vive el hombre pero, aún así, que siempre nos quede soñar” Karmen/Luz de Luna

    No hago más que repetir las palabras de nuestra prima lunática. Creo que en estos días todos los de la familia andamos más o menos en la misma “onda”, y eso es bueno.

  5. la dueña de los labios rojos…, veo que también has cambiado algunas cosas.

    🙂

    qué bueno, esto no lo había oído nunca “primípara” me ha encantao la palabra.

    un abrazo.

  6. Enrique: Las pausas no me las dan (no tengo quién), yo me las tomo, je je je. De pronto ya te has filtrado en alguno de mis sueños y no te has dado cuenta.

    Shashti: Cuando quieras nos tomamos un café.

    Barrenado: Paradójicamente el café no me desvela, pero me gustan muchos los cafés que me tomo con vos… ¡¡¡Sueñas conmigo?, oh!!!

    Viento de luna: Que buena onda, no? Sigamos soñando para no bajarnos de la Luna nunca.

    Kaos: Los cambios, vengan como vengan, siempre son positivos. Aquí muchos le tienen miedo a esa palabra.

    Un abracito caluroso para todos… muaaak

  7. 🙂

    El cambio es desafío, posibilidad, evolución…

    ¿verdad?.

    un abrazo

  8. Pues sueña y vive, que si nada te quita el sueño menos se te quitará la vida!
    Un abrazo

  9. Hola Estuve visitando tu página y me parece muy interesante, permíteme felicitarte. Sería para mi muy agradable contar con tu página en mis 2 directorios y estoy completamente convencido que para mis visitas que no son pocas será de mucho interés. Si lo deseas no dudes en escribirme muchos Éxitos con tu página.

    Un saludo
    Franck Michel Reyes
    WebMaster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s