Después de todo…

Noche de tormentas, de rayos y centellas.  Desde el medio día, en  el piso 14 de uno de los edificios situado en una de las lomas de mi ciudad he visto como las nubes pesadas, volumétricas y obscuras amenazan con descargarse con violencia en dirección de sur a  norte y sólo en el costado occidental.  Me he sentado en una silla en el balcón para esperarla con tan mala suerte que tan sólo pude vislumbrar el primer rayo fantástico a las seis de la tarde desde el piso 15 de otro apartamento en el centro un poco más al norte de la tormenta.  Mientras que unos desean que no llueva, yo he deseado deleitarme con el baile de las gotas sobre mi tejado y su saludo en mis ventanas.

 

Vuelvo a la tranquilidad de siempre, a los pensamientos profundos, a la conciencia de la existencia, la de mi esencia, a la vida.  Me he recreado con cine, con libros, con cafés, con charlas y con amigos.  

 

Vuelvo al pasado sólo a lo productivo: a recordar a Jaime Sabines y su libro de poemas selectos que guardo con tanto recelo y que tenía un poco olvidado en mi vieja biblioteca.  “El Principito” tiene la culpa de que lo haya encontrado.

DESPUÉS DE TODO

Después de todo -pero después de todo-
sólo se trata de acostarse juntos,
se trata de la carne,
de los cuerpos desnudos,
lámpara de la muerte en el mundo.

Gloria degollada, sobreviviente
del tiempo sordomudo,
mezquina paga de los que mueren juntos.

A la miseria del placer, eternidad,
condenaste la búsqueda, al injusto
fracaso encadenaste sed,
clavaste el corazón a un muro.

Se trata de mi cuerpo al que bendigo,
contra el que lucho,
el que ha de darme todo
en un silencio robusto
y el que se muere y mata a menudo.

Soledad, márcame con tu pie desnudo,
aprieta mi corazón como las uvas
y lléname la boca con su licor maduro.

Jaime Sabines

Anuncios

10 Respuestas a “Después de todo…

  1. El principito tiene la culpa de casi todo… lo bueno.

  2. Marcela,

    Me parece estupendo que, en ese viaje que has hecho a tu pasado, sólo te hayas traído las cosas productivas y positivas, ya que son las únicas que te van a ser útiles en el presente.

    Un abrazo y ánimo

  3. Yo también tengo afición por sentarme a ver los relámpagos aparecer y tengo vista privilegiada para hacerlo. Buen plan dominguero.

  4. …Y mientras la utopia llega, como dice Laura Esquivel en El Libro De Las Emociones, tenemos que enfrentar la vida como podamos, llenandonos de musica, cine, libros… Las imagenes tienen el poder de emocionarnos sin importar que sean verdaderas o falsas.

    Yo tambien me lleno de imagenes, soy feliz asi, bueno siempre y cuando no recuerde el cuerpo.

    Un gran abrazo,

    Etereal

  5. Coincido con el gusto por Sabines, al principito no lo soporto, me voy más con Alicia, que con el príncipe brinca-planetas. Sin embargo, si tiene la culpa de tu blog, pues entonces logró algo bueno.

  6. Gracias por permitirnos sentir esa tormenta en la noche, con unas palabras evocadoras y un texto placentero. Se podía ver la descarga eléctrica, oir la lluvia… y como colofón, ese poema exquisito.

    Saludos

  7. sexloveandsadness

    Solo puedo decir que me encanta como me has hecho sentir lo que viste esa tarde… yo tambien suelo observar la lluvia…que bueno que crea el clima perfecto para sacar lo bueno del pasado.

  8. embriagarse con el vino de su propio corazón,
    la lluvia pasa a lo lejos.

  9. En ocho días pasa de todo y en los cinco días de lunes a viernes entre las 9 am y las 10 pm me pasó de todo, digamos que en el resto del tiempo no pasó nada porque me sorprendió profundamente dormida soñando mis acostumbradas historias fantásticas que parecen películas (hasta en mis sueños veo cintas).

    A veces pasa que luchar contra la corriente o concretamente, luchar contra el otro, te pone exhausta al final y te quedas sin fuerzas.

    Digamos que esta noche el vino me supo delicioso, que me refrescó el nudo de la garganta, que me sacó sonrisas y me hizo olvidar.

    Digamos que mañana saldré con mi vestido rojo, con mis sandalias rojas, con mis uñas pintadas de rojo y mis labios rojos a seguir departiendo sonrisas.

    Ahora rememoro lo afortunados que son aquellos amantes que viven en un eterno resplandor de una mente sin recuerdos, que mi corazón se embriaga con el vino se su propia sangre y que seguiré viendo pasar tormentas a lo lejos, como me gusta.

    Saludos a todos, besos y abrazos!!!.

  10. Después de todo.. y antes de nada. Hermoso poema. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s