Vagabundear

Cuando era una pequeña y viaja sola caminando a mi escuela, recorría las calles del barrio Boston en zigzag. Las casas permanecían de puertas abiertas y me quedaba mirando hacia dentro de ellas queriendo descubrir nuevos mundos. En varias alcancé a ver a las señoras de la casa aseando los patios, las aceras y las habitaciones y mi mirada curiosa de niña pasaba desapercibida para ellas.

 

Tengo un recuerdo que todavía tiene el mismo sabor del ayer lejano y aunque es más común que sean los olores los que te traen recuerdos de antaño, para mi son los sonidos, concretamente, una canción. Ese día soleado caminando por esas calles de casas viejas y bonitas, con mi mochila a la espalda, con mis zapaticos y medias azules, mi faldita de cuadritos, mi blusita blanca, bien peinada y las tareas hechas rumbo a la escuela, una canción me acompañó en mi caminata. En aquellas casas de puertas abiertas las señoras de la casa tenían sintonizada la misma emisora, “La voz de Colombia” y caminando calle por calle escuché la misma canción:  Vagabundear” de Joan Manuel Serrat.  Llegué a mi escuela con un estribillo que no podía sacarme de la cabeza, “qué más da, qué más da, aquí o allá”., ese día no aprendí a sumar o a restar números fraccionarios, la novela que la profesora nos leía en voz alta no me sorprendía y perdí todo mi interés en la ciencias sociales y naturales.  Esa tarde aprendí otra cosa, algo que se quedó en mi memoria para siempre, me aprendí mi primer poema aunque este fuese cantado y no por cualquier cantautor, si no nada más y nada menos que por Serrat.

 

Años más tarde, me vi a mi misma repitiendo esta escena una mañana cuando caminaba por las calles de Boston rumbo a mi trabajo.  Está vez ya no habían casas de puertas abiertas a fuerza de mantenerlas cerradas por seguridad pero era un bello día soleado, las nubes ese día estaban hermosas, había un vientecito cálido y ese pedacito de Medellín me parecía lo mas hermoso.  Iba con mi mochila al hombro, más triste que nunca quizá pero con ese optimismo y la “verraquera” que me han caracterizado siempre y empecé a cantar: “Harto, ya de estar harto, ya me cansé, de preguntarle al mundo porqué y porqué. La Rosa de los Vientos me ha de ayudar y ahora vais a verme vagabundear, entre el cielo y el mar, vagabundear” .  No me importaba si la gente se me quedaba mirando, yo sólo esbozaba una sonrisa a medida que avanzaba con la canción y con el paso.

 

Caminé en zigzag como aquel día camino a la escuela, me vi a mi misma siendo niña aquella vez, feliz y curiosa.  Si me gusta ser un loco para no tomarme la vida tan en serio, me gusta todavía más vagabundear, por eso siempre llevo conmigo una Rosa de los Vientos por si vuelvo a perderme poderme encontrar.

 

 

Gracias a Etereal por inspirarme.

Anuncios

6 Respuestas a “Vagabundear

  1. Andamos en la noche despertando musas. Ha sido un lindo detalle de la mencion y un hermoso cuento.

    Tu amiga,

    Etereal

  2. Joan Manuel Serrat, me encanta. Una de las canciones que más me gustan, bueno hay muchas, es “hoy puede ser un gran día” es genial. Seguro que la habrás oído.

    Un abrazo

  3. Ayer quería recomendarte una canción que me vino a la cabeza al leer tu entrada, pero no la pude encontrar y después de mucho pensar y buscar, se me acaba de iluminar una bombillita y el título no era vagabundear sino en el pupitre de atrás y apareció.
    Me gusta la versión en la que los dos cantan juntos, pero como esa no la he encontrado, te las pongo por separado.
    Lo importante es la canción:
    http://es.youtube.com/watch?v=nntxzFIp_lQ
    http://es.youtube.com/watch?v=JI4O8ddNmgs
    No comento nada, simplemente escucha.

  4. Etereal: Gracias de nuevo a vos.

    Dostospos: Seguro que si, es que Serrat es Serrat, no hay de otra!!!

    Barrenado: Jajajajajajajajajajajajajajaja… sin comentarios.

    A todos un abrazote calientico en este día frío en Medellín.

    (Por acá seguiré vagabundeando)

  5. Supongo que un estímulo significativo de cualquier sentido vale para recordar, ¿no? Aunque es verdad que los olores marcan mucho … o los sabores como la magdalena de Proust 🙂

    No conozco la canción… y el vídeo de youtube me pone que ya no está disponible … 😦

  6. Aydsu: el video seguìa allí, sin embargo agregué una aplación donde ya puedes escuchar la canción con sólo un click. Realmente es muy bonita, que la disfrutes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s