RECORRIÉNDOTE

Gioconda Belli es quizá una de mis poetizas favoritas, sus palabras evocan feminidad, erotismo y sensualidad.  También he leído sus novelas, pero me quedo con sus poemas.

RECORRIÉNDOTE

Quiero morder tu carne,
salada y fuerte,
empezar por tus brazos hermosos
como ramas de ceibo,
seguir por ese pecho con el que sueñan mis sueños
ese pecho-cueva donde se esconde mi cabeza
hurgando la ternura,
ese pecho que suena a tambores y vida continuada.
Quedarme allí un rato largo
enredando mis manos
en ese bosquecito de arbustos que te crece
suave y negro bajo mi piel desnuda
seguir después hacia tu ombligo
hacia ese centro donde te empieza el cosquilleo,
irte besando, mordiendo,
hasta llegar allí
a ese lugarcito
-apretado y secreto-
que se alegra ante mi presencia
que se adelanta a recibirme
y viene a mí
en toda su dureza de macho enardecido.
Bajar luego a tus piernas
firmes como tus convicciones guerrilleras,
esas piernas donde tu estatura se asienta
con las que vienes a mí
con las que me sostienes,
las que enredas en la noche entre las mías
blandas y femeninas.
Besar tus pies, amor,
que tanto tienen aun que recorrer sin mí
y volver a escalarte
hasta apretar tu boca con la mía,
hasta llenarme toda de tu saliva y tu aliento
hasta que entres en mí
con la fuerza de la marea
y me invadas con tu ir y venir
de mar furioso
y quedemos los dos tendidos y sudados
en la arena de las sábanas.

Gioconda Belli

Anuncios

8 Respuestas a “RECORRIÉNDOTE

  1. Precioso Poema.

    No conocía a la autora, pero deja ver la crudeza de lo que es, sin ser vulgar, ese placer como escribes en tus etiquetas, ese que provoca la lujuria…

  2. Poco conozco de esta autora, pero gracias a lo que escribes, voy a investigarla a fondo. Me ha gustado mucho el poema, da un aire fresco a la poesia, no toda la poesia son lirios y sueños de cristal.

    un saludo 😉 y felicidades por tu premio

  3. Andamos sincronizadas y pensando en el asuntillo me sali del cuerpo y sobre eso estoy escribiendo a ver si el escrito toca luz.

    Me ha encantado este poema Marcela.
    Un abrazo!

  4. Precioso poema, últimamente lo único que leo de poesía es por referencias tuyas.
    Gracias.

  5. Ummm, me mola ^^

    Has leído a Ana Rosseti? Quizás te guste 😉

    Besititos!!

  6. Wow, esto es material de archivo para futuras ocasiones, buenísimo, por eso me gusta pasar por blogs como este, porque uno lee y aprende.

  7. Andrés Felipe

    Que puedo decir de este poema sino que es de todo mi agrado, estos son uno de mis temas favoritos, en parte, porque gran parte de mi vida, traté de ocultar la lujuría que hay en mi, y hoy en día todavía lo hago, trato de llevar mi vida sujeta a la razón, sin embargo, me ha sido imposible en muchas ocasiones, como dicen mis amigos, Andrés… sos todo un Lyon, me dicen de cariño.

    Porque no hay nada mas armonioso y mas perfecto que las curvas de una mujer, y trato de convertirme en ese auto que pasa por esas autopistas y curvas a gran velocidad, para recorrerlas todas y cada una, como un hombre perdido en toda una gran ciudad, hasta que me estrello en una de ellas.

    Y me dejo llevar por su olor, por su forma de moverse, hasta mirar en sus ojos, perderme en ellos, para luego cerrarlos y sentir su olor, y dejarme llevar… Que mas puedo decir, excelente poema, me ha desestabilizado un poco, debo admitirlo.

  8. Es precioso.
    Al ver su nombre en las etiquetas no pude resistirme a leerla, me encanta. Yo tambien utilicé algún poema de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s