La venganza de un sueño

Soy un ser de sueños recurrentes y casi todos están pintados de azul.  Anoche soñé que iba con un chico, con el mismo chico con quien sueño desde hace tantos años que ya no me acuerdo, caminamos por algunas calles hasta llegar a un teatro, estaba lleno pero allí estaban las sillas para los dos, estaba a punto de empezar la película.  Siempre íbamos de las manos y de vez en cuando me daba un beso en las mejillas, luego en el teatro, me da un beso en la boca, con insistencia, con pasión, como si llevara años reprimiéndose las ganas.  Yo me dejé llevar, después me dio esa risita que siempre me da cuando me siento elogiada. Lo cierto es que mis sueños no son para olvidar, después regresan para vengarse.  Todavía llevo esa risita a flor de labios.

venganza1.jpg

Anuncios

6 Respuestas a “La venganza de un sueño

  1. Gracias por las sugerencias literarias, las tendré en cuenta.

    Un saludo

  2. A veces quisiera que algunos de mis sueños románticos fueran recurrentes. Por lo pronto tengo sólo uno donde me persigue alguien que no veo. Pero bueno, no es tan recurrente como para asustarse, una vez al año tal vez. La caricatura me encantó! y también el tema que escogiste. Se piensa muy poco en la importancia de soñar. Gracias por pasear por mi blog. Yo también estaré visitando por aquí.
    Saludos,
    Claudia

  3. Yo también tengo ganas de tener sueños recurrentes, para continuar en el punto donde los dejé.

  4. Bacanos tus sueños recurrentes los mios son más estilo Stephen king que aunque entretenidos, se despierta uno como más cansaita.
    Diana

  5. Andrés Felipe Echeverri

    Todos los sueños representan la realización de un deseo por parte del soñador… Sigmund Freud.

    No recuerdo cuando fue la ultima vez que estuve profundamente dormido y tuve un sueño agradable.

    Se que ha todos nos ha pasado… olvidamos ese sueño, cuando nos despertamos, sabemos que hemos soñado, pero no recordamos el sueño, y durante el trasncurso del día, algún hecho, algún acontecimiento o suceso hace que recordemos el sueño, ¡Oh, déjà Vu! y volvemos a ese momento entre nuestro sueño… eh aquí el momento en el que viene el sueño y nos come, para que no lo volvamos a olvidar…

  6. Marcela, hija, que suerte tienes de tener esos sueños. ¡Ya me gustaría a mi! y si no es mucho pedir hasta escoger la compañía y todo, ji,ji,ji
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s